Devocionales Cristianos Reflexiones Cristianas Presentaciones Cristianas Avatares y Displays Cristianos

Entradas etiquetadas como “En busca de Salvación

Ese vacío tiene el tamaño de Dios.

“Todo fue creado por medio de él y para él” Colosenses 1:16 

Todos fuimos creador por Él y para Él. Y al ser creados se trazó en nosotros el camino a la plenitud. En todos los seres humanos se depositó la esencia de Dios que es el espíritu. Para que por medio del espíritu nos comunicáramos con el Creador.  El ser humano fue creado para trascender, es por ello que en algún momento de nuestras vidas a pesar de tener reconocimientos, opulencia económica, poder; o una relación estable de pareja, no encontramos llenura. Nada en este mundo llenará el espacio que le pertenece a Dios. Sin importar lo mucho que consigamos, ese vacío tiene el tamaño de Dios.

La mayoría de los seres humanos buscan y buscan rumbo para sus vidas, pero en lugares equivocados. En la búsqueda de suplir esa necesidad de trascender y encontrar propósito, el ser humano se puede perder. Obteniendo una cura temporal a su vida vacía en: horóscopos, idolatría, brujería, religiones leudadas, “5 pasos rápidos para ser feliz” etc. Pero, nada de esto llenará el espacio que le pertenece a Dios.   

“¿Quién soy?” y “¿A dónde voy?” son las preguntas que todo ser humano busca responderse. Algunos escogen creer que vienen del mono y van al polvo, muchos otros hemos escogido venir de Dios y a Él vamos.

En la nueva vida que me ha dado Cristo, he visto muchos nacimientos. He visto cómo tantas personas son redimidas de su pasado y finalmente encontraron propósito. La salvación es el comienzo a la trascendencia y el más grande regalo que el ser humano puede recibir.  “El milagro más grande es la salvación” -eso dice mi amada Arlene. Y estoy totalmente de acuerdo con ello. El Señor Jesús ofrece un nuevo comienzo a todo el que crea en su nombre y Él es el único camino a la felicidad.

En Él se encuentra la respuesta a “¿Quién soy?” y “¿A dónde voy?”. Y solamente Él sana las heridas sufridas en la búsqueda del falso propósito.

El hecho de que estés leyendo estas líneas no es una coincidencia. Sino la respuesta a tus plegarias en silencio por encontrar tu rumbo. Estás cansado de buscar tu propósito en lo que  es perecedero y finamente has estado dispuesto a buscar lo que transciende. La anhelada llenura que has estado buscando, solamente la podrás encontrar en un lugar: “La cruz del calvario” 

Has vivido en ignorancia toda tu vida. Te han hecho creer que no existe algo más allá y que al final de tu vida serás abono para la tierra. O tal vez te han hecho creer que el acceso a Dios está restringido solamente para altos clérigos de la religión conocida. Quizás tu alma está atada a la muerte por buscar tu propósito en lugares equivocados. Cualquiera que sea el caso, no importa….pues hoy Jesús quiere salvarte, liberarte y darle propósito de vida. 

Si estás dispuesto a comenzar una nueva vida con trascendencia eterna y encontrar la cura a tu vida vacía, has está oración:

“Dios mío y único Creador.  Hoy tengo entendimiento  acerca de mi identidad. Hoy comprendo que en mi búsqueda por saber quién soy y encontrar la felicidad  he malgastado mi vida. Reconozco que he quebrantado tus leyes, que he vivido en desorden y que mis pecados me han separado de ti. Estoy sinceramente arrepentido y ahora quiero apartarme de mi pasado pecaminoso y dirigirme hacia ti. Por favor, perdóname y ayúdame a no pecar de nuevo. Creo que tu hijo Jesucristo murió por mis pecados, resucitó de la muerte, está vivo y escucha mi oración. Invito a Jesús a que se convierta en el Señor de mi vida, a que gobierne y reine en mi corazón de este día en adelante. Quiero realizar el propósito por el cual he sido creado y encontrarme contigo en la eternidad. Por favor, envía tu Espíritu Santo para que me ayude a obedecerte y finalmente te pido que  en el nombre de Jesús me salves, amén.”

Sí has decidido tener un nuevo comienzo, te felicito por la mejor decisión que has hecho en tu vida. Te invito a que leas estos versículos acerca de lo que acabas de hacer. También te digo que es imperativo que busques una congregación Cristiana donde reconozcan el principio de la salvación por arrepentimiento de obras muertas (Dónde la doctrina enseñe el desprendimiento del pecado y dejar atrás las obras de la carne) y reconozcan la existencia del espíritu santo y sus manifestaciones. Si tienes alguna duda, envíanos un correo a alumbramicaminarhoy@gmail.com y te podemos encaminar.

Dios te bendice hoy; porque hay fiesta en el cielo por ti, y porque finalmente tienes un propósito de trascendencia eterna y eres libre.  

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Juan 14: 6-7

“Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros” Romanos 5:8

“Porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo” Romanos 10:13

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”  1 Juan 1:9

Richy Esparza

http://devocionalesderichy.com/http://cristodavida.com/

Anuncios

“Hecho está”

¡Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida.”

Apocalipsis 21:6

¿Estás listo para recibirle del agua de la vida? Pues mi Señor está deseoso de inundarte de de ella, tal vez el día de ayer caíste, tal vez el día de ayer arañaste ese descanso perpetuo para tu alma, tal vez ayer pensaste que no merecías del agua de la vida, tal vez ayer creíste que esa muerte adherida a tu alma no podría ser  extirpada, mas tu Salvador una vez más se aferra a inundarte con su vida, diciéndote que Él es el Alfa y la Omega. 

¿Qué podrá ser eso que está impidiendo el fluir de la vida en ti, que Él no pueda extirpar?, ¿Qué podrá ser es ESO que tiene potestad sobre ti? si el Señor tu Dios ha dicho – Hecho está

Tú eres quien debe dejar fluir los ríos de agua viva en ti, y desprenderte de todo tipo de muerte que esté impidiendo que goces de vida genuina. El Señor me ha hecho saber que existen muchos dentro de su pueblo que aún no creen que esa vida que Él ha prometido es una realidad para todo el que tuviere sed de gozo, descanso y perpetua paz. Lo cual es EGOista, es EGOista pensar que algo en nosotros puede atarnos en muerte cuando Él desató vida en la CRUZ.

¿Qué acaso no estás hastiado de tenerle temor a eso que carcome tu alma? ¿Qué acaso no estás hastiado del control de tu mente a medias? ¿Qué acaso no estás desesperado por finalmente vivir? ¿Qué acaso no quieres cortarle la cabeza a eso que se dice gigante?

Basta de esa vida a medias, el Señor tu Dios hoy dice – ¡Ya basta! Él lo dio todo para darnos vida en abundancia, y hoy tienes que entender que tú no eres diferente, es EGOista seguir viviendo a medias y creer que no habrá vida en abundancia para ti.

Tienes que ser valiente una vez más, tal vez exista dolor, tal vez ESO que carcome tu alma se amotine contra ti, tal vez de nuevo puedas palpar al enemigo, tal vez dudes y quieras desistir de la verdadera vida; Más solo enfrentándole y resistiéndolo , podrás ser de nuevo libre.

Si has decidido ser valiente y esforzarte para entregarle esa muerte, el Señor tu Dios hoy te dice qué te garantiza 2 cosas, estará en todo momento contigo y te garantiza la victoria; pues “Hecho está”

Decídete hoy hermano a recibir esa vida que tantos años has anhelado, encomiéndate al Señor y desnuda tu alma, muéstrale tus debilidades y permítele que desate esa vida en abundancia.

Después de hacer esto, es importante que durante los siguientes días dediques oración específica para entregar eso que te trae muerte, y pidas fortaleza a Dios para avanzar y que en los momentos de tentación, Él inunde con paz tu corazón 

Y recuerda hermano, esto de obtener verdadera vida es solo un  trámite pues  “Hecho está” 

Richy Esparza: http://cristodavida.com/ y http://devocionalesderichy.com./


Mi Salvador te puede salvar

“Porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo” Romanos 10:13

Había llegado a un punto en el que estaba dispuesto a probar lo que fuera con tal de ser libre. Había asistido con un padre a confesar mis pecados, había ofrecido sacrificio a un santo, me le había hincado innumerables veces a una de tantas vírgenes, había rociado mi cuarto y mi persona con “agua bendita”, había asistido a terapias y grupos de recuperación……y nada, en lugar de acercarme a la anhelada salvación y a un poco de descanso, parecía que me perdía en el abismo de las tinieblas y que el enemigo se había salido con la suya.

En eso, fui llamado por la voz de la esperanza. Fui invitado por mi hermano a conocer a su Salvador en un retiro espiritual. Él había asistido a ese retiro hacía un mes, y desde entonces él era otra persona. Mi Salvador te puede salvar, él dijo. -Si no es él, nadie más podrá.

Había llegado a la encrucijada más difícil de mi vida, una vez más tenía que estar dispuesto a creer y pelear por mi salvación. Con la mente hecha añicos, con un alma atada al terror nocturno, con un pasado poco decoroso y estando en la antesala del Seol; Él me miró y me llamó.

“No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú. Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador” Isaías 43:1-3

No era un sueño, era real. Él me había llamado y quería salvarme, pero tendría que enfrentarme a mi más grande enemigo: Yo.

Ahora dependía de mí, tendría que enfrentar mi realidad, tendría que reconocer que había pecado, tendría que reconocer que le había hecho daño a mi familia, tendría que reconocer que había hecho mal uso de todos los dones que recibí al llegar a este mundo; sin más, tendría que reconocer que no había sabido cómo vivir.

Esta parte de la más difícil de la salvación, a nadie le agrada reconocer que ha sido pecador, a nadie le agrada sacrificar el orgullo;  más solo así seremos limpios de nuestra maldad, y finalmente veremos la luz.

“Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad.”   1Juan  1:9 

Al estar confesando mis pecados, quise desistir. No podía soportar lo que estaban escuchando mis oídos. Mi realidad era imperdonable. No podía sostenerle la mirada al jurado. Con vergüenza les evadía, estando yo seguro que no merecía la salvación. 

Pero mi Salvador, tenía otros planes. Se interpuso yendo más allá. Dándome  su amor y mostrándome lo que estuvo dispuesto a hacer para que yo fuese libre. Él llevó mis culpas, pagó por cada uno de los pecados que aquél día confesé, regalándome un nuevo comienzo. Aquél día quedé blanco cómo la nieve y fui salvo; el que había estado tanto tiempo perdido fue encontrado y no fue hallado culpable, porque su Salvador detuvo el juicio que merecía.

Aquel de quién yo hablo, es Jesús mi Salvador, y si tú quieres también a ti te puede salvar.

Querido hermano, sí tú deseas esa salvación de la que hablo y ese anhelado descanso para tu alma, ¡Cree de todo corazón!. Arrepiente de todo corazón, enfréntate a ti mismo y reconoce los pecados que has cometido, reconoce que no has sabido cómo vivir; y pide a Dios que te perdone. Sí has decidido dar ese paso de fe y arrebatar tu salvación, repite lo siguiente:

“Dios mío y único Dios, sé que he quebrantado tus leyes y que mis pecados me han separado de ti. Estoy sinceramente arrepentido y ahora quiero apartarme de mi pasado pecaminoso y dirigirme hacia ti. Por favor, perdóname y ayúdame a no pecar de nuevo. Creo que tu hijo Jesucristo murió por mis pecados, resucitó de la muerte, está vivo y escucha mi oración. Invito a Jesús a que se convierta en el Señor de mi vida, a que gobierne y reine en mi corazón de este día en adelante. Por favor, envía tu Espíritu Santo para que me ayude a obedecerte y finalmente te pido que  en el nombre de Jesús me devuelvas la vida, amén.”

Sí has sido valiente y escogiste un nuevo comienzo, te felicito por la mejor decisión que has hecho en tu vida. Te invito a que leas estos versículos acerca de lo que acabas de hacer. También te digo que es imperativo que busques una congregación Cristiana donde reconozcan el principio de la salvación por arrepentimiento de obras muertas y reconozcan la existencia del Espíritu Santo y sus manifestaciones. Si tienes alguna duda, envíanos un correo a alumbramicaminarhoy@gmail.com y te podemos encaminar.

Dios te bendice hoy, que hay fiesta en el cielo por ti.

“Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros” Romanos 5:8

“Porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo” Romanos 10:13

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”  1 Juan 1:9

Richy Esparza http://devocionalesderichy.com/http://cristodavida.com/


“Mí mismo”

Sé que estás conmigo Señor, desde aquél día que mi alma descanso en Ti. Me diste una razón para aferrarme a este mundo; grabando en mi corazón esa promesa Isaías 43″

Cuando finalmente tuve un aliado poderoso e invencible, cuando el Santo de Israel prometió protegerme y que la llama no me consumiría.
 
Quería que mi enemigo te conociera Señor,  mostrarle tus credenciales, que se fuera para siempre y pregunté, Cómo te presento Señor?  Respondiste ¡Soy el que soy!

A mi enemigo no le importó quien eras Señor, o tu promesa, ¿Por qué no te temía?

Al contrario, redobló sus esfuerzos; me sitió y asedió con su danza de la guerra día y noche.  ! Consume a mi enemigo Señor!, clamé de nuevo desesperado. Jamás habría imaginado lo que respondiste esa madrugada en la que me diste un curso de milagros; Dijiste que mi enemigo tenía nombre: “Mí mismo”,  y que no se iría, al menos en esta vida.

Dijiste que el se encargaría de sabotearme, que el me infundiría miedo, que el me haría dudar, que el aborrecía tus planes y que el era la separación entre tú y yo.
 
Pregunté ¿Cómo peleo contra el, Señor?  Dijiste que con la promesa en mi corazón le hiciera frente, que cada vez que sintiera el miedo paralizador en el alma; ¡tendría que avanzar!, que cada vez que plantase la semilla de la duda en mí;  ¡tendría que avanzar!  

  Y así el poder de su voz disminuiría pues “Mí mismo” se alimenta de la duda y el miedo.

Dijiste que cada vez que te ofreciera en sacrificio ese miedo paralizador en el alma; mi Fe crecería.  Y que si alguna vez estuviera yo a punto de rendirme, mirase la promesa grabada en mi corazón “Isaías 43”,  pues Tú has prometido hacer una vida de mí basada en esos versículos y no descansaras hasta que lo cumplas.

¡Ohh Padre! recuerdo cuando alimentabas mi alma de tu poder, no hay palabras que describan la esperanza y aliento que recibía al leer:

“En medio de las llamas, no te quemaras, ni siquiera te chamuscaras”

  ¡Ahora veo Señor!, que mi único enemigo mora en mí, líbrame de “Mí mismo” para darle vida a esa palabra grabada en mi corazón. Ayúdame a seguir entregándote en sacrificio ese “no puedo”, “no creo”, “tengo miedo”, “no lo merezco”, “tengo vergüenza” 
 
¡Ahora conozco TU corazón¡ y sé que de tus labios solo sale verdad; y no soltaras de la mano a este siervo hasta que termines tu obra.
 
¿Cual es tu promesa hermano/hermana? ,  ¿Le estás dando vida a esa palabra grabada en tu corazón?

! Pues hoy sabes que la distancia entre tú y la promesa se llama “Mí mismo”!
 

Richy Esparza http://devocionalesderichy.com/


Jesús Salva

Hace poco más de 3 años Jesús me salvó. Él hizo un milagro en mí y me regaló un nuevo comienzo. Estando al borde de la locura, preso de la desesperación y señoreado por el tomento…yo creí.

Es algo que con palabras no puedo describir, es una sensación de vacío total  e impotencia al ser arrastrado por las tinieblas al tormento eterno…pero justo antes de rendirme, yo creí.

Creí de todo corazón en qué alguien todopoderoso podría detener mi dolor….y Él lo hizo. No con lástima ni menospreció, sino con clarín a la batalla. Cuando yo más anhelaba descanso para mi alma, Él me puso en el campo de batalla para arrebatar mi salvación; y probar que realmente creí. Tuve que enfrentarme a mí único enemigo (Porqué el de abajo se dice llamar enemigo, ¿Pero cómo llamarle así, sí ya está derrotado?)

Para recibir la anhelada salvación y un poco de descanso para mi alma; tuve que reconocer que había pecado contra Él y su creación. Fué solamente hasta que reconocí la naturaleza exacta de mi ser, qué yo pude ver la salvación.

 

No se cuantas veces he escrito acerca de esto, y no se cuantas más lo haré; porqué no puedo dejar de hacerlo…..mi espíritu guerrero y mi alma arden porque todos sepan, qué  Jesús salva, restaura, da vida, y no hay imposibles para Él.

Para Él no hay casos difíciles, solo hay que creer de todo corazón y Él te salvará. Pero para poder ver la salvación, debes de ponerte a cuentas con tu creador.

El día de hoy te escribe un milagro, alguien que cómo muchos pensó que su caso era imposible, alguien que pensaba que ni Dios mismo descendiendo del cielo podría salvarle, alguien que ya tenía apartado su lugar en primera fila en el infierno, alguien que solamente era un despojo respirando….¿Pero sabes qué? Descubrí que solamente era orgullo, solo eso. Descubrí que lo que tanto temía, ya había sido derrotado y era solamente un perro, que aunque ladraba todo el día y noche, no muerde.

Querido hermano, sí tú deseas esa salvación de la que hablo y ese anhelado descanso para tu alma, ¡Cree de todo corazón!. Arrepiente de todo corazón, enfréntate a ti mismo y reconoce los pecados que has cometido, reconoce que no has sabido como vivir; y pide a Dios que te perdone. Sí has decidido dar ese paso de fe y arrebatar tu salvación, repite lo siguiente:

“Padre, sé que he quebrantado tus leyes y que mis pecados me han separado de ti. Estoy sinceramente arrepentido y ahora quiero apartarme de mi pasado pecaminoso y dirigirme hacia ti. Por favor, perdóname y ayúdame a no pecar de nuevo. Creo que tu hijo Jesucristo murió por mis pecados, resucitó de la muerte, está vivo y escucha mi oración. Invito a Jesús a que se convierta en el Señor de mi vida, a que gobierne y reine en mi corazón de este día en adelante. Por favor, envía tu Espíritu Santo para que me ayude a obedecerte y finalmente te pido que  en el nombre de Jesús me devuelvas la vida, amén.”

Sí has sido valiente y escogiste un nuevo comienzo, te felicito por la mejor decisión que has hecho en tu vida. Te invito a que leas estos versículos acerca de lo que acabas de hacer. También te digo que es imperativo que busques una congregación Cristiana donde reconozcan el principio de la salvación por arrepentimiento de obras muertas y reconozcan la existencia del espíritu santo y sus manifestaciones. Si tienes alguna duda, envíanos un correo a alumbramicaminarhoy@gmail.com y te podemos encaminar.

Dios te bendice hoy, que hay fiesta en el cielo por ti.

“Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros” Romanos 5:8

“Porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo” Romanos 10:13

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”  1 Juan 1:9

Richy Esparza http://devocionalesderichy.com/http://cristodavida.com/

  


Dios sopla vida donde hay depresión y ansiedad

Hace poco platicaba con una amiga acerca de la nueva etapa que le tocaba vivir. Ella me comentaba que se sentía indefensa y con mucho temor e incertidumbre acerca de su futuro. Ella padece de depresión crónica y de ataques de ansiedad, sí alguna vez has padecido esto, entonces sabes que el aro de fuego existe en la tierra.

Ella está en el proceso de desprenderse de su medicamento y tanto la enfermad, como la  maldad que habita en ella, la quieren acabar. Lo cual me hizo recordar que una vez yo estuve cómo ella, precisamente ayer mi hermano Juan me decía que él estaba tan agradecido con Dios por lo que ha hecho en mi vida , pues solamente Juan y Dios saben de donde he salido y qué solamente Su poder y fortaleza me pudieron  salvar cuando todo había perdido sentido.

El Señor es bueno, pues cuando ella me contaba su historia, el espíritu de Dios en mí se avivaba para la batalla. Yo sabía la respuesta que ella necesitaba. Pues sí bien es cierto que esta enfermedad es incisiva y despiadada, también es cierto que una vez que estás decidido a enfrentarlo y ser restaurado, una doble porción de espíritu es depositada sobre tí para combatirle.

Le dije que yo soy un testimonio vivo de que hay vida después de la muerte, le dije que sí bien es cierto que esa enfermedad cauteriza el alma, también es cierto que Dios ha prometido vivificar nuestros secas vidas por medio de su espíritu.  

“Entonces me dijo: «Profetiza sobre estos huesos, y diles: “¡Huesos secos, escuchen la palabra del Señor! Así dice el Señor omnipotente a estos huesos: Yo les daré aliento de vida, y ustedes volverán a vivir. Les pondré tendones, haré que les salga carne, y los cubriré de piel; les daré aliento de vida, y así revivirán. Entonces sabrán que yo soy el Señor. ”  Ezequiel 37: 4-6 

Sí tú eres uno de esos casos hermano que es víctima de enfermedades mentales y emocionales, Dios te dice que Él te puede sanar y devolver la vida. El Señor tu Dios promete poner alto al aro de fuego en tu mente e inyectar vida a tu alma. Pero tienes que ser muy valiente.

Sí actualmente estás bajo medicamento, debes de ser diligente en tomarle, pues Dios utiliza al medico y por medio de él te está preparando. Aunque en ocasiones parezca que ya no eres tu mismo o que tu alma esté adormecida, sé diligente y no desistas, pues el Señor tu Dios está preparando tu organismo para liberarte. En estos momentos no te desesperes y haz de la palabra tu mejor aliado. Ten fe, que poco a poco te vas acercando a esa libertad. Recuerda esto, poco a poco y cuando menos lo esperes SUBITAMENTE recobrarás la vida. Sé diligente, obedece al medico, endereza tus veredas y Dios actuará.

Si estás en la etapa de dejar tu medicamento, y el aro de fuego está mas encendido que nunca, bienaventurado eres , pues cada vez estás más cerca de la ansiada vida. No temas, ni te desesperes, eso que hay en ti ya ha sido derrotado, pero aún no se ha dado cuenta. El Señor tu Dios hoy te promete que te permitirá palpar más su presencia por medio de su espíritu para librarte de esa enfermedad. Habrá dolor , en ocasiones tal vez querrás desistir pero Dios te garantiza, que no será tocado ni uno solo de tus cabellos y nada de lo que diga eso que tiene cautiva tu mente, se hará realidad.

Querido hermano/hermana, Dios anhela restaurarte. Cada vez que sientas temor o la ansiedad  ataque, lee esta promesa que el Señor tu Dios hoy te da:

“No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú. Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego,

no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador; ISAIAS 43:1-3

Sé valiente, y de una vez por todas decídete a vivir. Qué aunque tal vez pases por fuego, no te quemarás, ni siquiera te chamuscarás. 

  

Richy Esparza http://devocionalesderichy.com/http://cristodavida.com/

 


El hombre de espíritu abatido

¿Qué es un espíritu abatido?  Espíritu abatido es aquel que ha perdido toda esperanza de vida, es aquel que está hastiado de buscar una solución y no encantarla, es aquel que está seco y muriendo de sed.

El hombre de espíritu abatido, es aquel que cree que no existe solución para su opresión, el hombre de espíritu abatido es aquel que ha decidido hacer de la apatía su pan de cada día. Ese hombre esta encarcelado en un sin numero de pesares imaginarios, y todos sus miedos e inseguridades le esperan cada día al abrir sus ojos.

Este pobre hombre no puede encontrar descanso y aliento para su alma, pero,  hay algo en él que hoy es diferente. Algo que fue plantado en él hace tiempo hoy brotó. Ese conocido que habla incesablemente de un Salvador, ese familiar que incansablemente ha estado orando por su salvación, ese escrito que leyó hace unas semanas  o ese versículo que rebanó su alma; finalmente hoy han dado fruto.

El hombre de espíritu abatido hoy se ha levantado con una fuerza que para él es desconocida, hoy se ha postrado en él un brillo de esperanza en sus ojos, hoy su espíritu ha recibido un toque de vida; y está dispuesto a creer.

Hoy ese hombre, tiene por compañera a la esperanza y como garantía de salvación al Señor Jesús, aunque el hombre no le conozca, El Salvador  dio su vida para redimirle y devolver su palpitar.

Hoy en ese hombre ha sido depositado coraje que le ayudarán a cruzar el puente hacia la salvación…….pero, ese hombre tendrá que creer de todo corazón para recuperar su vida y finalmente ser libre.

Si tú eres ese hombre o mujer de espíritu abatido y de todo corazón deseas ser libre y comenzar una nueva vida, dí esta oración y haz de Jesucristo tu Salvador.

“Padre, sé que he quebrantado tus leyes y que mis pecados me han separado de ti. Estoy sinceramente arrepentido y ahora quiero apartarme de mi pasado pecaminoso y dirigirme hacia ti. Por favor, perdóname y ayúdame a no pecar de nuevo. Creo que tu hijo Jesucristo murió por mis pecados, resucitó de la muerte, está vivo y escucha mi oración. Invito a Jesús a que se convierta en el Señor de mi vida, a que gobierne y reine en mi corazón de este día en adelante. Por favor, envía tu Espíritu Santo para que me ayude a obedecerte y finalmente te pido que  en el nombre de Jesús me devuelvas la vida, amén.”

Sí has sido valiente y escogiste un nuevo comienzo, te felicito por la mejor decisión que has hecho en tu vida. Te invito a que leas estos versículos acerca de lo que acabas de hacer. También te digo que es imperativo que busques una congregación Cristiana donde reconozcan el principio de la salvación por arrepentimiento de obras muertas y reconozcan la existencia del espíritu santo y sus manifestaciones. Si tienes alguna duda, envíanos un correo a alumbramicaminarhoy@gmail.com y te podemos encaminar.

Dios te bendice hoy, que hay fiesta en el cielo por ti.

“Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros” Romanos 5:8

“Porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo” Romanos 10:13

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”  1 Juan 1:9

 

Richy Esparza