Devocionales Cristianos Reflexiones Cristianas Presentaciones Cristianas Avatares y Displays Cristianos

Testimonio

Presentación Cristiana – Te he llamado por tu nombre

Descarga aquí : te-he-llamado-por-tu-nombre

Anuncios

Mi Salvador te puede salvar

“Porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo” Romanos 10:13

Había llegado a un punto en el que estaba dispuesto a probar lo que fuera con tal de ser libre. Había asistido con un padre a confesar mis pecados, había ofrecido sacrificio a un santo, me le había hincado innumerables veces a una de tantas vírgenes, había rociado mi cuarto y mi persona con “agua bendita”, había asistido a terapias y grupos de recuperación……y nada, en lugar de acercarme a la anhelada salvación y a un poco de descanso, parecía que me perdía en el abismo de las tinieblas y que el enemigo se había salido con la suya.

En eso, fui llamado por la voz de la esperanza. Fui invitado por mi hermano a conocer a su Salvador en un retiro espiritual. Él había asistido a ese retiro hacía un mes, y desde entonces él era otra persona. Mi Salvador te puede salvar, él dijo. -Si no es él, nadie más podrá.

Había llegado a la encrucijada más difícil de mi vida, una vez más tenía que estar dispuesto a creer y pelear por mi salvación. Con la mente hecha añicos, con un alma atada al terror nocturno, con un pasado poco decoroso y estando en la antesala del Seol; Él me miró y me llamó.

“No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú. Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador” Isaías 43:1-3

No era un sueño, era real. Él me había llamado y quería salvarme, pero tendría que enfrentarme a mi más grande enemigo: Yo.

Ahora dependía de mí, tendría que enfrentar mi realidad, tendría que reconocer que había pecado, tendría que reconocer que le había hecho daño a mi familia, tendría que reconocer que había hecho mal uso de todos los dones que recibí al llegar a este mundo; sin más, tendría que reconocer que no había sabido cómo vivir.

Esta parte de la más difícil de la salvación, a nadie le agrada reconocer que ha sido pecador, a nadie le agrada sacrificar el orgullo;  más solo así seremos limpios de nuestra maldad, y finalmente veremos la luz.

“Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad.”   1Juan  1:9 

Al estar confesando mis pecados, quise desistir. No podía soportar lo que estaban escuchando mis oídos. Mi realidad era imperdonable. No podía sostenerle la mirada al jurado. Con vergüenza les evadía, estando yo seguro que no merecía la salvación. 

Pero mi Salvador, tenía otros planes. Se interpuso yendo más allá. Dándome  su amor y mostrándome lo que estuvo dispuesto a hacer para que yo fuese libre. Él llevó mis culpas, pagó por cada uno de los pecados que aquél día confesé, regalándome un nuevo comienzo. Aquél día quedé blanco cómo la nieve y fui salvo; el que había estado tanto tiempo perdido fue encontrado y no fue hallado culpable, porque su Salvador detuvo el juicio que merecía.

Aquel de quién yo hablo, es Jesús mi Salvador, y si tú quieres también a ti te puede salvar.

Querido hermano, sí tú deseas esa salvación de la que hablo y ese anhelado descanso para tu alma, ¡Cree de todo corazón!. Arrepiente de todo corazón, enfréntate a ti mismo y reconoce los pecados que has cometido, reconoce que no has sabido cómo vivir; y pide a Dios que te perdone. Sí has decidido dar ese paso de fe y arrebatar tu salvación, repite lo siguiente:

“Dios mío y único Dios, sé que he quebrantado tus leyes y que mis pecados me han separado de ti. Estoy sinceramente arrepentido y ahora quiero apartarme de mi pasado pecaminoso y dirigirme hacia ti. Por favor, perdóname y ayúdame a no pecar de nuevo. Creo que tu hijo Jesucristo murió por mis pecados, resucitó de la muerte, está vivo y escucha mi oración. Invito a Jesús a que se convierta en el Señor de mi vida, a que gobierne y reine en mi corazón de este día en adelante. Por favor, envía tu Espíritu Santo para que me ayude a obedecerte y finalmente te pido que  en el nombre de Jesús me devuelvas la vida, amén.”

Sí has sido valiente y escogiste un nuevo comienzo, te felicito por la mejor decisión que has hecho en tu vida. Te invito a que leas estos versículos acerca de lo que acabas de hacer. También te digo que es imperativo que busques una congregación Cristiana donde reconozcan el principio de la salvación por arrepentimiento de obras muertas y reconozcan la existencia del Espíritu Santo y sus manifestaciones. Si tienes alguna duda, envíanos un correo a alumbramicaminarhoy@gmail.com y te podemos encaminar.

Dios te bendice hoy, que hay fiesta en el cielo por ti.

“Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros” Romanos 5:8

“Porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo” Romanos 10:13

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”  1 Juan 1:9

Richy Esparza http://devocionalesderichy.com/http://cristodavida.com/


Tuve el sueño de alumbrar

Hace algunos años tuve un sueño en el cual yo iba atravesando un puente en la obscuridad y me sentía desconcertado. Más sin embargo me dí cuenta que en mi mano llevaba una lámpara y la encendí. En eso una persona que estaba perdida se acerco a mí, le tome de la mano y le dije que yo tampoco sabía a donde iba pero que en mi mano tenía una lámpara que alumbraría nuestro caminar.

Pasaron los años y el sueño quedó ahí. Hasta que hace un año y medio Dios me lo recordó. El Señor me dio una palabra “Pondré mi gracia sobre ti para hablarle a mi pueblo”

A los pocos días algo en mí se activó. Tenía una hambre insaciable por leer la palabra y proclamar a todos que Jesús es el único Salvador. Comencé a notar que había algo nuevo en mí, ya no solamente hacia las cosas para Dios de todo corazón, sino también con su gracia. Dios había pesado mi corazón y encontró a alguien que solo anhelaba servirle.

Comencé a hacer Presentaciones Cristianas con mi testimonio y las enviaba a mis contactos. Cada vez que escribía acerca de mi testimonio, demasiada gloria descendía sobre mí y me desgastaba. Pero el saber que tal vez mi testimonio sería una lámpara para alguien que estuviera perdido en las tinieblas, me mantenía haciéndolo.

Pero había algo más, yo sabía que más gente necesitaba escuchar lo que Dios ha hecho en mi vida. Y está llama cada vez ardía más. Me causaba mucha frustración que mis mensajes no fueran vistos por más personas. Trabajé, trabajé y trabajé más, sembré con lagrimas la semilla que Dios me había dado y la regué día a día con fe; y Dios lo hizo…..me permitió llegar a más personas. Poniendo en mi camino a uno de sus grandes siervos: Enrique Monterrozas, mi amigo y maestro. Al incorporarme al ministerio de Devocional Diario.com finalmente encontré reposo, pues la semilla que Dios me había dado, finalmente dio fruto, llegando a mucho más personas.     

Pero Dios tenía aún más, el Señor me ha permitido afianzar el  ministerio de @lumbramicaminarhoy , que desde el principio fue su sueño. Actualmente compuesto por devocionalesderichy.com, cristodavida.com , brothernations.com y juventudencristo.com. En poco menos de un año el Señor ha puesto este ministerio en funcionamiento para alumbrar el camino de aquellos que buscan la luz del Señor.

@lumbramicaminarhoy tiene hoy paralelamente su ministerio de devocionales en inglés, (brothernations.com) cuyos Devocionales también son publicados en foros de habla inglesa, alumbrando a nuestros hermanos. Además nuestros Avatares y Displays Cristianos son reconocidos por ese toque ingenioso del Maestro y son suministrados gratuitamente en nuestros sitios y muchos otros sitios cristianos.

Este es el sueño que un día tuve de alumbrar, y hoy es una realidad.

Querido hermano, mi incitación el día de hoy es a trabajar por ese sueño que Dios te ha dado. Si el Señor te ha dado un sueño que tiene vida propia y día a día arde en ti, no te desanimes si aún no vez el fruto. Del tamaño de las dificultades, del tamaño de la espera y del tamaño de tu esfuerzo en la obra, de ese mismo tamaño será la gloria de ese sueño hecho realidad.

No es tiempo de rendirte hermano, está es la respuesta de Dios a tu pregunta de seguir o no en la búsqueda de ese sueño. El Señor tu Dios hoy dice:

“Conocerás que yo soy Jehová y este es mi sueño”

Richy Esparza

http://devocionalesderichy.com/http://cristodavida.com/


“Mí mismo”

Sé que estás conmigo Señor, desde aquél día que mi alma descanso en Ti. Me diste una razón para aferrarme a este mundo; grabando en mi corazón esa promesa Isaías 43″

Cuando finalmente tuve un aliado poderoso e invencible, cuando el Santo de Israel prometió protegerme y que la llama no me consumiría.
 
Quería que mi enemigo te conociera Señor,  mostrarle tus credenciales, que se fuera para siempre y pregunté, Cómo te presento Señor?  Respondiste ¡Soy el que soy!

A mi enemigo no le importó quien eras Señor, o tu promesa, ¿Por qué no te temía?

Al contrario, redobló sus esfuerzos; me sitió y asedió con su danza de la guerra día y noche.  ! Consume a mi enemigo Señor!, clamé de nuevo desesperado. Jamás habría imaginado lo que respondiste esa madrugada en la que me diste un curso de milagros; Dijiste que mi enemigo tenía nombre: “Mí mismo”,  y que no se iría, al menos en esta vida.

Dijiste que el se encargaría de sabotearme, que el me infundiría miedo, que el me haría dudar, que el aborrecía tus planes y que el era la separación entre tú y yo.
 
Pregunté ¿Cómo peleo contra el, Señor?  Dijiste que con la promesa en mi corazón le hiciera frente, que cada vez que sintiera el miedo paralizador en el alma; ¡tendría que avanzar!, que cada vez que plantase la semilla de la duda en mí;  ¡tendría que avanzar!  

  Y así el poder de su voz disminuiría pues “Mí mismo” se alimenta de la duda y el miedo.

Dijiste que cada vez que te ofreciera en sacrificio ese miedo paralizador en el alma; mi Fe crecería.  Y que si alguna vez estuviera yo a punto de rendirme, mirase la promesa grabada en mi corazón “Isaías 43”,  pues Tú has prometido hacer una vida de mí basada en esos versículos y no descansaras hasta que lo cumplas.

¡Ohh Padre! recuerdo cuando alimentabas mi alma de tu poder, no hay palabras que describan la esperanza y aliento que recibía al leer:

“En medio de las llamas, no te quemaras, ni siquiera te chamuscaras”

  ¡Ahora veo Señor!, que mi único enemigo mora en mí, líbrame de “Mí mismo” para darle vida a esa palabra grabada en mi corazón. Ayúdame a seguir entregándote en sacrificio ese “no puedo”, “no creo”, “tengo miedo”, “no lo merezco”, “tengo vergüenza” 
 
¡Ahora conozco TU corazón¡ y sé que de tus labios solo sale verdad; y no soltaras de la mano a este siervo hasta que termines tu obra.
 
¿Cual es tu promesa hermano/hermana? ,  ¿Le estás dando vida a esa palabra grabada en tu corazón?

! Pues hoy sabes que la distancia entre tú y la promesa se llama “Mí mismo”!
 

Richy Esparza http://devocionalesderichy.com/


El burrito de Jerusalén

Hace unos meses me encontraba en una conferencia de la empresa en la que trabajo, para la cual vinieron los Directivos Canadienses, y me sentía algo nervioso púes yo presentaría los resultados de auditoria del año pasado en las compañías mexicanas. Y ese día simplemente le pedí al Señor -Sé mi voz-. Típico como en toda reunión, el Vicepresidente dijo, “Vamos a presentarnos. Digan quienes son, de que se encargan y algo de su pasado que nadie más en esta sala sepa sobre ustedes”.

El primero en presentarse fue el Director, él mencionó que en su juventud era un excelente jugador de tenis, y que actualmente era un mal jugador de golf. Le siguieron otros compañeros, que también hicieron alusión a que jugaban golf. (Probablemente querían agradarle al Director y olvidaron su pasado). Luego otros hablaron de logros personales como títulos, maestrías etc.

Hubo otros que hablaron de habilidades como dominio de idiomas u otras áreas. (Realmente necesitaban sentirse diferentes) Cuando se estaba acercando mi turno pensé:

-¿Qué les digo?, si jamás he jugado golf , mmm…les podría decir que me estoy preparando para mi certificación o  ¿Tal vez que tengo experiencia internacional? Hice una pausa y le pregunté al Señor ¿Qué les digo Señor? Y El respondió :

– Dí la verdad

Cuando llegó mí turno, me puse de pie, me presenté, dije mi función y por ultimó dije:

– The thing that you don’t know about me, is that I was a mess, before accepting Christ
(La cosa que no saben acerca de mí, es Que estaba perdido antes de aceptar a Cristo)

Cuando acabé, alguien dijo “Beat that one” (Gánenle a eso). Decidí que El fuera mi voz y decir la verdad, que cualquier área en la que pueda brillar en mí vida, es porque El me salvó y me respalda. Tuve la presentación y sentí que El me prestó Su voz, cuando terminé, el Director me felicitó y me pidió que le diera mi opinión en como mejorar éste año, y así lo hice.

Si existe algo que puede hacer envanecer y tropezar a las personas, es el ego. Ocasionalmente recibo comentarios de que algunas personas han visto manifestada la gloria del Señor en Este siervo, y me digo a mí mismo;

– Recuerda que no eres tú, es simplemente que El Señor te ha permitido ser ésta vez el burrito que lo carga en Su entrada triunfal a Jerusalén –

 Richy Esparza  

http://devocionalesderichy.com/http://cristodavida.com/


Jesús Salva

Hace poco más de 3 años Jesús me salvó. Él hizo un milagro en mí y me regaló un nuevo comienzo. Estando al borde de la locura, preso de la desesperación y señoreado por el tomento…yo creí.

Es algo que con palabras no puedo describir, es una sensación de vacío total  e impotencia al ser arrastrado por las tinieblas al tormento eterno…pero justo antes de rendirme, yo creí.

Creí de todo corazón en qué alguien todopoderoso podría detener mi dolor….y Él lo hizo. No con lástima ni menospreció, sino con clarín a la batalla. Cuando yo más anhelaba descanso para mi alma, Él me puso en el campo de batalla para arrebatar mi salvación; y probar que realmente creí. Tuve que enfrentarme a mí único enemigo (Porqué el de abajo se dice llamar enemigo, ¿Pero cómo llamarle así, sí ya está derrotado?)

Para recibir la anhelada salvación y un poco de descanso para mi alma; tuve que reconocer que había pecado contra Él y su creación. Fué solamente hasta que reconocí la naturaleza exacta de mi ser, qué yo pude ver la salvación.

 

No se cuantas veces he escrito acerca de esto, y no se cuantas más lo haré; porqué no puedo dejar de hacerlo…..mi espíritu guerrero y mi alma arden porque todos sepan, qué  Jesús salva, restaura, da vida, y no hay imposibles para Él.

Para Él no hay casos difíciles, solo hay que creer de todo corazón y Él te salvará. Pero para poder ver la salvación, debes de ponerte a cuentas con tu creador.

El día de hoy te escribe un milagro, alguien que cómo muchos pensó que su caso era imposible, alguien que pensaba que ni Dios mismo descendiendo del cielo podría salvarle, alguien que ya tenía apartado su lugar en primera fila en el infierno, alguien que solamente era un despojo respirando….¿Pero sabes qué? Descubrí que solamente era orgullo, solo eso. Descubrí que lo que tanto temía, ya había sido derrotado y era solamente un perro, que aunque ladraba todo el día y noche, no muerde.

Querido hermano, sí tú deseas esa salvación de la que hablo y ese anhelado descanso para tu alma, ¡Cree de todo corazón!. Arrepiente de todo corazón, enfréntate a ti mismo y reconoce los pecados que has cometido, reconoce que no has sabido como vivir; y pide a Dios que te perdone. Sí has decidido dar ese paso de fe y arrebatar tu salvación, repite lo siguiente:

“Padre, sé que he quebrantado tus leyes y que mis pecados me han separado de ti. Estoy sinceramente arrepentido y ahora quiero apartarme de mi pasado pecaminoso y dirigirme hacia ti. Por favor, perdóname y ayúdame a no pecar de nuevo. Creo que tu hijo Jesucristo murió por mis pecados, resucitó de la muerte, está vivo y escucha mi oración. Invito a Jesús a que se convierta en el Señor de mi vida, a que gobierne y reine en mi corazón de este día en adelante. Por favor, envía tu Espíritu Santo para que me ayude a obedecerte y finalmente te pido que  en el nombre de Jesús me devuelvas la vida, amén.”

Sí has sido valiente y escogiste un nuevo comienzo, te felicito por la mejor decisión que has hecho en tu vida. Te invito a que leas estos versículos acerca de lo que acabas de hacer. También te digo que es imperativo que busques una congregación Cristiana donde reconozcan el principio de la salvación por arrepentimiento de obras muertas y reconozcan la existencia del espíritu santo y sus manifestaciones. Si tienes alguna duda, envíanos un correo a alumbramicaminarhoy@gmail.com y te podemos encaminar.

Dios te bendice hoy, que hay fiesta en el cielo por ti.

“Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros” Romanos 5:8

“Porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo” Romanos 10:13

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”  1 Juan 1:9

Richy Esparza http://devocionalesderichy.com/http://cristodavida.com/

  


El Hijo de Dios

Da click aqui para ver: el-hijo-de-dios