Devocionales Cristianos Reflexiones Cristianas Presentaciones Cristianas Avatares y Displays Cristianos

¿En qué esta cimentada tu obra?


Sigo de visita en la hermosa ciudad de Halifax Canadá, y el día de ayer fui a visitar el orgullo de esta ciudad, las torres “Purdy´s Wharf” ; son 2 edificios majestuosos. No solamente por su toque vanguardista,  o ese olor a “elite” mundial que se percibe cerca de ellos , ni esa envergadura que es imponente….. Más son majestuosos por sus cimientos.


 Los cimientos de estos edificios están construidos a la orilla del muelle y sobre el mar. El estar observando esos cimientos donde se invirtieron miles de horas y toneladas de acero antes de comenzar el edificio, me hizo reflexionar. Así cómo a simple vista no se puede observar todo el acero y horas de trabajo que están sustentando esa obra majestuosa, de la misma manera esos cimientos que construimos al inicio de nuestra vida cristiana, no se ven; pero a la larga determinarán el resultado de nuestra obra.


Muy a menudo se levantan obras majestuosas en el mundo cristiano, obras primorosas, donde antes solo había arenas movedizas, tierra seca, o en la orilla de aguas turbulentas. Este tipo de obras son reconocidas a distancia por su toque divino, por su estilo celestial y por la envergadura imponente de la unción de Dios.


Y algunos observantes de la obra creen que fue construida de la noche a la mañana, no alcanzando mirar lo que la sostiene.  Creen que ha sido casualidad que de la noche a la mañana ese hermano que era anónimo hoy es el consentido del espíritu santo, creen que ha Dios simplemente le ha placido que ese hermano que antes habitaba en aguas turbulentas; hoy es el portador  favorito de su gloria. Si bien es cierto que el espíritu santo reparte dones como le place, y que Dios escoge a sus portadores de gloria desde el vientre de su madre; también es cierto que Dios se mueve por fe. Y con la medida de fe que construyamos los cimientos de la obra, de ese mismo tamaño será la gloria que manifestemos.


“Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras: muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obra.”  Santiago 2:18


Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla, pero al volver vendrá con regocijo trayendo sus gavillas. Salmos 126 : 6


Querido hermano, ¿Sobre que estás construyendo la obra del Señor? ¿Estás haciéndolo en base a los planos que Él te dio?, ¿Con la cantidad necesaria de tiempo?, ¿Estás poniéndole esos kilos extras de obediencia que necesitas para limpiar la base?…… ¿Estás escatimando en algún material? (Palabra, oración, comunión, ayuno)


Es momento de hacer una pausa en la construcción de la obra y preguntarte…qué quieres construir. ¿Será esa obra majestuosa que el Señor te ha mostrado, o solamente un edificio más?


Espero que hayas escogido lo primero y pongas manos a su obra.


Richy Esparza   http://devocionalesderichy.com/http://cristodavida.com/

2 comentarios

  1. David

    Hermano, me gusto mucho el devocional, mi libro favorito es el de Santiago,gracias por darme otra interpretacion del libro. Saludos..MY david…..Dios te bendice hoy y siempre

    31 marzo 2010 en 1:30 PM

  2. dario rafael curiel rafael

    hola
    tambien se me habia olvidado pido que me salga el viaje pra otro pais de donde soy yo realñ mente i por la aparicion de un dinero pra mi pra ser bendecido por DIOS i prosperado siDIOS ESTA VIENDO ESTE MENSAJE AYUDAME DESDE TU SANTUARIO O TRONO SUBLIME AYUDAME DIOS DESDE EL ESPACIO COSMICO GRCIAS ME DICEN RAFAEL

    28 abril 2010 en 2:16 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s