Devocionales Cristianos Reflexiones Cristianas Presentaciones Cristianas Avatares y Displays Cristianos

Por su obediencia los conoceréis

 

Una cosa que me enamoró del Señor es que tuvo trato personalizado conmigo. Mi Señor sabía que había salvado a alguien con quien debía tratar mucho, así que al principio no puso la ley de Su palabra para mi vida. En lugar de esto grabó solamente 4 estatutos en mí corazón que estaban relacionados con los pecados que me perdonó. Y puso sobre mí el espíritu que discernía lo que era bueno y malo para mí.

En mí proceso de maduración hice cosas que tal vez la religión considera que están fuera de los parámetros de la ley, pero no estaban fuera de los parámetros del espíritu que me estaba guiando. Tal vez te suene algo extraño pero te voy a dar un ejemplo:

¿Recuerdas cuando Dios le permitió a Moisés tener una mujer extranjera y sus hermanos comenzaron a murmurar de él?

Y el Señor le dijo a Aron y María que Moisés era fiel con Él, y que no había algo que no conociera de Moisés, pues él hablaba directamente con Él “No así a mi siervo Moisés, que es fiel en toda mi casa. Cara a cara hablaré con él, y claramente, y no por figuras; y verá la apariencia de Jehová “(Números 12) . Por eso nadie puede medir tu relación con el Señor. No se trata de estar en la ley o no, se trata de estar en la voluntad del Señor. No se trata de aparentar que vives apegado a la ley, se trata de atesorar los estatutos que Dios te revela.

Conforme he ido madurando, mi espíritu ha ido creciendo y marcando más estatutos. El estar fuera de estos estatutos me causa muchos problemas por muy pequeña que pudiera parecer la falta para otra persona, a mí me causa un gran distanciamiento con mi Señor y un vació inllevable. Por otro lado hay cosas que hago que otros hermanos las ven mal y a ellos les causa un gran problema, y a mí simplemente no.
He de ahí el porque debemos tener una relación personal con Dios, pues ya tiene trazado nuestro proceso de santificación, que en todos es distinto. Todavía hay cosas con las que batallo, y el Señor ya me ha llamado la atención. Él Quiere que le entregue algo que aunque me gusta, me hace daño. Él me está ayudando a entregárselo y en verdad siento el poder de Su espíritu aligerando la carga. Otra cosa que me encanta de mí Señor es que me hace entender porque me dice las cosas, lo que me hace apreciar más Su consejo. (Salmo 119: 27-29)

Si tienes algo que este impidiendo una relación genuina con tu Señor, que la palabra Señor, significa que Él señorea tu vida, toda tu vida y no solamente lo que te conviene; te invito a que le pidas fortaleza para entregarle ese pecado, habito, resentimiento o culpa, y le puedas servir completamente. Él te ofrece Su fortaleza ,

¡Solo Tómala!

 

Su amigo Richy Esparza

3 comentarios

  1. Gracias…linda reflexión.

    9 enero 2010 en 5:41 PM

  2. Patty Abrego

    muy bonitos tus escritos Richy!
    de verdad que ahora me gustan mas que antes!
    sigue siempre adelante!!
    Que Dios te bendiga muchoo!!!

    11 enero 2010 en 5:37 PM

  3. Richy Esparza

    Hola Patty,, dtb hermana. Gracias por tus comentarios, yo en lo personal admiro mucho tu trabajo y creo que el Señor te ha madurado de sobremanera, dándote cada día más sabiduria.

    Dios te bendice y seguimos en contacto Patty

    12 enero 2010 en 1:10 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s