Devocionales Cristianos Reflexiones Cristianas Presentaciones Cristianas Avatares y Displays Cristianos

Cómo David tendió la cama

La primera vez que leí del pecado de David pensé, ésto que leo no puede estar hablando del mismo hombre que ha hecho grandes proezas al lado del Dios de Israel. Cómo era posible que el siervo predilecto del Señor, un día simplemente se levantara de más de ojo alegre y dijo! tráiganme a la vecina! Cómo era posible que para encubrir su pecado un día simplemente olvidó la justicia y asesino a un inocente. (2 Samuel 11)

Y me puse a repasar estos versículos y encontré la primera pista “Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la casa real” (2 Samuel 11:2)

Te fijas que el Súper ungido de Jehová, no solo había mandado a campaña solo a su ejército, si no que ahora se acostaba hasta la tarde, a gusto en su lechito. Bien dicen que la ociosidad es la madre de todos los vicios, y éste pastorcillo de ovejas se olvidó de su más grande redil (El pueblo de Israel) y se dedicó a pasearse. Éste hombre que había peleado a mano limpia contra osos y leones por defender a una sola ovejita de su rebaño, ahora las abandonaba a su suerte, y se dedicaba a pasearse.

Eso es lo que sucede cuando olvidamos nuestro llamado. Cuando olvido el servicio a mi Señor, le doy poder sobre mí a la carne. Cuando salgo de la batalla, mi corazón se atrofia.

2ª pista “y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa” (2 Samuel 11:3)

Le abrió la puerta al pecado, miró donde no debía de mirar; lo prohibido. Y lo prohibido para la carne es hermoso. Es algo similar a cuando abrimos la puerta a viejos placeres y nada más nos echamos un taco de ojo. No solamente estamos mirando, estamos coqueteando con el pecado. El mundo dice que el mirar no es pecado, pero para nosotros es peligroso. Coquetear con el pecado lo mantiene vivo.

3ª pista “Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquélla es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo. Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella” (2 Samuel 11:3-4)

¿Qua acaso no vio que ella tenía dueño? Para éste momento el simplemente ¡Ya había tendido la camita! como decimos en México. Para éste momento el deseo simplemente lo había cegado. Es algo así cómo cuando el placer nos dice ¡Te haré invisible a tu conciencia por un momento , no pasa nada ¡ y olvidamos que también nosotros tenemos dueño.

De manera que las caídas no son solo un momento, son un proceso. Primero, preparamos la cama, que es acostarme en mi lecho y ver pasar la acción. Segundo, ocasionalmente miró a ver que me ofrece de nuevo el pecado (Ya le conoces y sabes el resultado, no hay nada de nuevo en el). Tercero, el placer hace olvidar a mi conciencia a quién le pertenezco.

Por lo cual las caídas no son momentos en los que perdemos las riendas, son un proceso deliberado. Deliberado significa; voluntario, intencionado y hecho a propósito. Qué es lo que hacemos cuando le tendemos la camita al pecado.

Voluntariamente dejamos de asistir a los servicios, voluntariamente comenzamos a ignorar los proyectos del Señor. Intencionalmente comenzamos a hablar a nuestras viejas amistades y ver que de nuevo nos ofrece el mundo. Intencionalmente no contestamos las llamadas de miembros de la congregación.

Y hecho a propósito por el enemigo para llenarte de culpa, y hacerte olvidar que un día fuiste redimido.

Tú y yo conocemos el resultado, David asesinó a un hombre para ocultar su pecado, y el Señor por amor a Su escogido; Le perdono. Más sin embargo lo privó del gran anhelo de construirle un templo a Su Señor.

¿Para qué hacer la prueba hermano? ¿Para qué arriesgarte a que te priven de ese gran anhelo?

Mejor hoy, mantengámonos activos en los negocios de nuestro Señor. Mejor hoy, cerremos toda puerta al pecado. Mejor hoy recordemos que ya tenemos dueño.

¡No tiendas la cama, y recuerda cuánto Él te ama!

Escrito para http://www.devocionaldiario.com

Una respuesta

  1. juahn

    Me gusto mucho hermano,el día de hoy en la mañana haciendo mi lectura diaria de la palabra de nuestro señor leí exactamente esa parte del libro de 2 de samuel …y da la casualidad que es el tema de tu devocional de hoy..

    11 diciembre 2009 en 6:39 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s