Devocionales Cristianos Reflexiones Cristianas Presentaciones Cristianas Avatares y Displays Cristianos

¿Qué tan loco estás?

¿Qué tan loco estás?

¿Alguna vez te ha pedido Dios que te pongas a arar en tierra seca?

¿Alguna vez  te ha pedido Dios que empieces un negocio de helados en Alaska?

¿Alguna vez te ha pedido Dios que construyas un arca para un diluvio, en años de gran sequía?
   
              ¿Suena loco no?
Pero éste tipo de locos son los que le agradan al Señor, aquellos qué le obedecen a pesar de qué la situaciones y lógica digan lo contrario. La manera más genuina de honrar a Dios es mostrándole confianza.

En algunas ocasiones Dios me ha pedido qué haga éste tipo de cosas, qué simplemente mi lógica no puede procesar. Pero a pesar de esto lo he hecho y me han llamado o pensado que estoy loco.

  Y no me arrepiento por qué es preferible que me llamen loco a mirar al cielo con remordimiento.
Cuando he tenido estas situaciones, dentro de mí tengo éste dialogo:

Racionalización – Esto ahora si se me hace muy loco. 

Fe –   Pero es Jesús, Él te salvó y nunca te ha contado mentiras.

Racionalización – Acuérdate de la ultima locura que te pidió, yo no vi que halla sucedido algo. 

Fe –  Jesús sabe por qué me lo pidió y todas las cosas son usadas para bien y la suma de su palabra es verdad.

Y gracias a Dios, me he mantenido obediente a la voz de la Fe, conservando eso de lo cual no puedo prescindir; una relación genuina con El. 

  ¿Te imaginas lo que pasaba por la cabeza de Abraham cuando Dios le había prometido un hijo en edad tan avanzada?, Y él no veía nada. Ó cuando le contaba a sus vecinos que Dios le había prometido que su descendencia sería tan numerosa como las arenas del mar, de seguro se burlaban de él y lo juzgaban de loco.

Ó cuando a Noé le pidió que construyera un arca para el diluvió, ¿Te imaginas lo que pasó a su alrededor los 120 años que duró construyendo el arca? De seguro ya le habían apartado un lugar en la casa de la risa pues eran años de gran sequía.

Ó cuando Jesús vino a la tierra y se presentó a su pueblo como el  Rey que esperaban, y no le creyeron; juzgándolo de loco. Siendo el acto más grande de amor y confianza a nosotros y Su Padre.

 
¿Qué podrá ser aquello que te pida que hagas, más loco que esto?

Ten confianza hermano, sí Él te ha puesto a arar en tierra seca; hazlo, que de seguro enviará lluvia. Sí  Él te ha pedido que consigas un traje de buceó en el desierto; hazlo, que des seguro ya vienen las olas.  Sí te ha mostrado un ministerio tan impresionante qué es difícil de creer; créele y empieza a trabajar.
   
Dios los bendice hoy. . . . . . .

Jesús, el hijo de Dios,
Emmanuel, será quien 
Salve al oprimido.
Un día redimirá con 
Sangre a Su pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s