Devocionales Cristianos Reflexiones Cristianas Presentaciones Cristianas Avatares y Displays Cristianos

Jesús estuvo aquí

Jesús estuvo aquí

  “Te amo, oh Jehová, fortaleza mía. “
Salmo 18:1

¿A quién más puedo acudir? ¡Ohh Señor!, si Tú eres la mayor fortaleza. Bendigo el camino de muerte que me trajo a Ti; porque sin esa muerte no podría sentirme tan vivo cual nacido de nuevo.

¡Ohh Señor! Bendigo esa perversa enfermedad del alma que me ató en Babilonia. Cautivó me encontraste en las tinieblas, en batalla con mil enemigos mordaces en mi mente. Y cuando los dardos del enemigo acabaron con mi fuerza; me liberaste ¡Ohh Señor! por amor a mí, pude ver la fortaleza de Tu diestra liberadora. 

No podemos medir cuanto te amamos, ¿Cómo cuantificar el amor del ciego al recobrar la vista?, ¿Cómo cuantificar el amor del esclavo al ser liberado?, ¿Cómo cuantificar el amor del enfermo sanado?
  
!Ohh Señor, No podemos medir nuestro amor por Ti¡ 

  ¡Más hoy podemos medir Tu fortaleza!, nuestra mayor debilidad es hoy la mayor fortaleza.

¿Quién eras antes de convertirte a Cristo?

Antes de Cristo                                                  Después de Cristo
Inmoral Sexual                                                       Santificado
Depresivo                                                                  Vivo en Cristo
Muerto espiritual                                                   Vivo en Cristo
Borracho                                                                    Sobrio emocional
Fármaco dependiente                                          Sobrio emocional
Espiritista o Hechicero                                        Ministro del Señor
Adultero                                                                     Fiel
Pusilánime                                                                Varón/Mujer con temple
Cobarde                                                                     Valiente
Rencoroso                                                                  Amoroso

Ponle nombre a quien eras , el Señor nos acepó tal cual éramos y nos dio Vida.

¡Ohh Señor! Sigue dando testimonio de Tú grandeza en nuestras vidas, que el mundo sepa, qué por el camino de muerte se encuentra la Vida en Cristo.

¡Tu mayor debilidad siempre manifestara la vida de Cristo si lo pides!

¿O qué acaso has olvidado de dónde te ha sacado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s